Como se establece en el artículo 9.1 de la Ley de Propiedad Horizontal es obligación de cada uno de los propietarios que componen una comunidad: “contribuir, con arreglo a la cuota de participación fijada en el título, o a lo especialmente establecido, a los gastos generales para el adecuado sostenimiento del inmueble, sus servicios, cargas etc…” Es decir, cumplir con las cuotas y los gastos de la comunidad de propietarios.

 
Como bien dice en el artículo, lo primero que debemos tener en cuenta a la hora del reparto de los gastos comunitarios son los coeficientes de participación de cada uno de los inmuebles. Dichos coeficientes serán establecidos como norma general por el promotor del edificio, teniendo en cuenta diferentes aspectos como son: superficie de la vivienda, emplazamiento o situación dentro del edificio.

 
A la hora de repartir los gastos comunitarios de la comunidad de propietarios, se suelen dividir en función a dichos coeficientes.

 
En ocasiones según las características de la vivienda suelen establecerse diferentes grupos de gastos o reparto a la hora de la elaboración de un presupuesto anual.

 
Ponemos por ejemplo una comunidad con garaje. En ella existirá un primer grupo de reparto para todos los propietarios de las viviendas, que serán los que cubran con sus cuotas comunicarías los gastos del bloque y otro segundo grupo para los que tengan plazas de garaje siendo ellos los que soporten los gastos de este denominado grupo 2.

 
Finalmente, existe la posibilidad que las comunidades de propietarios establezcan acuerdos unánimes para que exista una cuota lineal entre todos los inmuebles, dichos acuerdos deberán constar en acta y los estatutos de la comunidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Folder Name